ACID FOLK CLUB
Los comienzos

Acid Folk Club fué una idea concebida con la finalidad de hacer música en modo anti-fallos. Como en todos los proyectos de los últimos tiempos, JM Lloveras formó parte del núcleo inicial, además de Pedro Aparicio, con el que nos reuníamos para hacer música en forma regular.

La inteción inicial era de hacer versiones psicodélicas de temas clásicos de los 80, recuerdo ensayar "I´m on fire" de Springsteen. Pero a expensas del MicroKorg surgión una melodía que dió lugar a la posterior "No quedes fuera", y desde entonces el rumbo ha sido hacia temas propios.

La primer sesión de grabación, encerrados los tres en el lavadero de la casa de Figueres, demostró que el formato excéntrico planteado para obtener el material de audio con el que editar un álbum funcionaba. Y desde entonces así lo hacemos: sesiones musicales de 6-8 h de duración, grabación completa con el máximo de canales disponibles; múltiples instrumentos y rotación a la carta por cada uno de ellos. Posteriormente, el magma sufre un proceso de edición y producción que en definitiva adapta la idea original y espontánea a un formato canción.

Por lo tanto, lo que escuchas no ha sido ensayado. Su concepción es en el propio momento, atrapando así la magia irrepetible de la primera vez.